¡Desetiquétate! Desrotúlate para encontrarte y descubrirte. Recuerda que la no-dualidad sana.

¿Quién eres? No eres tu trabajo, ni tus emociones, ni tu cuerpo, ni lo que quieres ser en esta vida. Entonces, ¿Quién eres? 

Anuncios