Meditación Inka Tuaria Cristalina: Sana la visión dual de la existencia

cambia dyer


La Dualidad que nos duele


 

Desde la visión dual de la existencia, todas nuestras experiencias se ven teñidas de emociones, pensamientos y sentimientos densos que nos provocan dolor, potencian nuestro Ego o Cuerpo Mental Inferior. Nuestra vida se percibe desde esa visión como un sinfín experiencias dolorosas que si bien nos brindan conocimientos y cierta sabiduría, no es menos cierto que hay otras formas de acceder a la sabiduría en las cuales el dolor no configura un presupuesto ineludible.

Cuando tenemos una visión dual de la vida, siempre vemos todo desde la polaridad, en términos de “a favor” y “en contra”. Pensamos, vivimos y sentimos como si fuéramos un interruptor que sólo tiene dos opciones. Todo se verá desde esa idea dual: el bien y el mal, la luz y la oscuridad, lo mejor y lo peor, la vida y la muerte.

¿Esto significa que no tenemos que tener opinión? Claro que no. Seguramente nos gusten más algunas cosas que otras, sin embargo cuando aquello que recibimos no es de nuestro agrado pero no perdemos la calma, no sucumbimos a la dualidad. El tema es cuando esa visión dualista sólo nos llena de dolor, de ira, de odios, de tristeza. En ese caso somos nosotros quienes tenemos que cambiar nuestra forma de ver, pues la realidad se presenta para aprender de ella, o para “aprendernos nosotros mismos”.

Sanar la visión dualista que nos socava energéticamente nos conduce directamente a una nueva visión más comprensiva y amplia desde donde podemos desentrañar el sentido de cada una de las situaciones que vivimos. Y permitirnos fluir con la vida, aceptando cada uno de los desafíos, sabiendo que siempre que seremos conducidos para nuestro mayor y más elevado bien.  Este entendimiento  puede traducirse como el Espíritu Santo, asistiéndonos para poder traducir aquello que percibimos en la tercera dimensión y no logramos entender del todo. Nos brinda una visión del mapa completo, una visión que nos permite entender las situaciones alejándonos de las emociones egoicas para poder observar con sublime amor lo que está sucediendo en nuestras vidas, y  también claro, en la vida de aquellos que nos acompañan en el camino.


Una meditación laboriosa pero muy entretenida


 

La Meditación Inka Tuaria Cristalina es muy activa, y requiere de toda tu atención. Es necesario acompañar la visualización con la respiración y el juego de hemisferios. No es difícil realizarla, de hecho es bien entetenida,  pero cuando combinamos respiración consciente y guiada con la visualización guiada y le sumamos la coordinación de cada uno de nuestros hemisferios/lados puede resultar laboriosa. Pero les aseguro que es bien importante y brinda una relajación que no sólo se percibe a nivel del cuerpo biológico, sino también relaja mentalmente y oxigena nuestro sistema de pensamiento, volviéndonos más flexibles.

 


Beneficios 


 

Beneficios de practicar la Meditación Inka Tuaria Cristalina:

Brinda nitidez mental y emocional para comprender que el otro es un espejo donde puedo reflejarme. En este sentido, la dualidad se presentará entonces para aprender a interpretarla y capitalizar ese aprendizaje, no para batallar.  Ayuda también a distinguir entre las batallas ajenas y propias. Y a no tomar intervenciones innecesarias en conflictos  donde no hemos sido invitados. Nos brinda el elemento cohesivo y coherente para preferir observar en vez de batallar.

Desde la pasividad evitamos decir o pedir lo que realmente deseamos o nos gusta; y desde el ataque, lo hacemos en una forma tan rotunda que nos “bajamos el precio” a nosotros mismos. Cuando somos asertivos, encontramos formas de pedir, de negarnos, de negociar y de ser flexibles, respetando los derechos del otro y expresando nuestros sentimientos de forma clara. La asertividad consiste también en brindar y recibir críticas constructivas, sean positivas o negativas o simples opiniones diversas. Al comprender la dualidad desde una visión integradora y amorosa, la actitud belicosa se depone. Brinda  también la calma para poder observar de manera asertiva y no reactiva, y con ello la habilidad de expresar nuestros requerimientos de una manera amable, franca, abierta, directa y adecuada, logrando decir lo que queremos sin atentar contra los demás, ni ser identificados como una amenaza.

Con la Meditación Inka Tuaria Cristalina podemos aceptar la visión dual, observarla, reconocerla y sanarla en nosotros mismos, pero también en otros. Nos permite encontrar una especial calma interior que nos alegra el alma. Sobrevolamos, preparándonos suavemente para autotrascendernos.


Si deseas descargar/escuchar (mp3)  en ivoox la Meditación Inka Tuaria Cristalina, haz click aquí


Si deseas escuchar/ver en Youtube, haz click aquí


volantes inka tuaria


SUSCRÍBETE A MI CANAL EN IVOOX Click aquí


SUSCRÍBETE A MI CANAL EN YOUTUBE Click Aquí


IR AL ESCRITORIO PRINCIPAL DE ESTA WEB


Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s